¡¡Feliz vuelta al trabajo, feliz vuelta al cole!!

Ojalá vuelvas, después de vacaciones, a tu puesto de trabajo feliz como una gaviota, aunque no lo parezca es lo que toca.
No nos engañemos, España no es de los países que más abierta tiene la mente al cambio y  al aprendizaje, ni tampoco a la aplicación de  otras dinámicas de trabajo que hagan crecer las empresas y a su vez contribuyan a menguar el desempleo, creando puestos de trabajo dignos y éticos.

De cualquier modo, eso nunca ha impedido a nuestro equipo que sigamos trabajando de forma persistente y apasionada, al igual que mucha otra gente que, como nosotros, de forma humilde y generalmente anónima transforman y consiguen cosas importantes en la sociedad.
Los cambios de ciclo, aunque muy necesarios, se producen de forma lenta y no exentos de miedo a lo desconocido pero en Créetelo, nuestros sueños  siempre han tenido un espíritu positivo y ganador que nos hace seguir avanzando firmes en todas nuestras misiones.
Desde que  la ONU redactó el 25 de septiembre de 2015, para dar una nueva brisa ética y de humanidad al mundo, 17  esperanzadores objetivos de desarrollo sostenible, marcando como plazo para que se alcancen, el año 2030, nuestra consultora Créetelo, se identificó con todos y cada uno de ellos y especialmente hizo suyo el objetivo número 8:

"Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos"

                                                                          


¿De que forma lo hacemos?
Formando a los  integrantes de las organizaciones en comportamientos éticos, facilitando  el conocimiento y convivencia de temperamentos, potenciando el diálogo y la escucha, con acciones prácticas y mediante la externalización de canales de comunicación online empresariales. Mejorando el ambiente laboral, demostrando lo bueno que es tener conocimientos de empatía y sobre todo impulsar su puesta en práctica, generando hábitos saludables,formando y poniendo al alcance de niños y adultos la inteligencia emocional, para enseñar a gestionarla y mantenerla en sano equilibrio, facilitar el dominio y aplicación de  técnicas de relajación y de concentración, formar en trabajo en equipo, ventas éticas, neurofelicidad aplicada y, como no, algo que se tiene un poco olvidado en las empresas pero que es un motor productivo formidable: "enseñamos a trabajar con buen humor".

Y por si fuera poco, este mes de septiembre vamos a dar un paso más y vamos a incorporar una actividad que para nosotros, fijaos si es importante e imprescindible que no exageramos si decimos que es la pieza clave para que el mundo tenga un futuro  saludable y feliz, que nos saque de este grave estancamiento de ética y valores en el cual nos encontramos en la actualidad.

Vamos a contribuir a salir definitivamente de esa Revolución Industrial obsoleta de la que tanto nos cuesta despegarnos y vamos a entrar de lleno a potenciar la Revolución Emocional.

Dentro de muy poquito, os haremos partícipes de esa gran noticia, estamos convencidos de que os entusiasmará tanto  como a nosotros.
Os confieso que para mí, en particular, es hacer realidad uno de los grandes sueños de mi vida y cuando os diga de que se trata estoy convencido de que much@s os sumareis a soñarlo conmigo.
De momento empiezo por el capítulo de agradecimientos, concretamente a dos personas y un país:
¡¡Gracias Mercedes, gracias Dayana!!
¡¡Gracias Finlandia!! 

                      


                                                          

Compartir
Últimas entradas

¡¡EMPIEZA EL ESPECTÁCULO!!

¿Te enamora el teatro? ¿Cuántas veces te ha apetecido aprender pero nunca te has atrevido a dar el paso? ¿Quieres ir bien entrenado a un casting?

La empresa que no se comunique, pronto se irá a pique

En la era de la globalización, de la vida online y de la información viajando a una velocidad vertiginosa, es imprescindible contar con una estrategia de comunicación interna en las empresas que esté enfocada hacia la transparencia, el compromiso y la ética. Serán los tres pilares que la mantengan fuerte y con futuro. De no ser así, un día se desmoronará como un castillo de naipes.

¡¡Feliz vuelta al trabajo, feliz vuelta al cole!!

Ojalá vuelvas, después de vacaciones, a tu puesto de trabajo feliz como una gaviota, aunque no lo parezca es lo que toca.